Un paseo por el Ohio: De Indiana a Cincinnati (Intro)

Nos vamos a Cincinnati por petición popular y nos adentramos en lo que yo llamo zona KYOH [No es por los oscenses, es por las abreviaturas de los dos estados: KY para Kentucky y OH para Ohio]. Si os soy sincero, meme hacía ilusión hablar de mi mecánico, un buen hombre que siempre que voy me recita fragmentos de la biblia, y del museo de la creación, cuya página de presentación versa tal que así: «El Museo de la Creación muestra por qué la Palabra infalible de Dios, y no las falsas asunciones del hombre, es el punto de partida si se quiere dar sentido a nuestro mundo».

El otro día os deje en este puente que hay al fondo. Sé que no se ve muy bien, lo que pasa es que me hacía ilusión retratarlo desde mi calle. Este poste de la Oficina de Historia de Indiana habla de unas palabras que Lincoln pronunció en Lawrenceburg. (Pincha aquí para ver bien la imagen y su traducción) To know more about Lincoln’s speech: https://blog.history.in.gov/abraham-lincolns-indy-speech-retitle-obviously/

De una forma u otra, lamento haber tardado tanto. Mudanzas virtuales al parte [gracias a un buen amigo de Zaragoza], esta semana tocaba volver a madrugar y ha sido más chungo de lo esperado, aunque también he aprovechado la coyuntura y me he entretenido preparando lecturas y ejercicios para estudiantes de español. Por aquí la cosa pinta que va pa largo también. El gobernador ya nos dijo ayer que bye bye school, pero sólo de lo que viene siendo pisar las aulas, porque de terminar las clases, cero pelotero. Nos perdona hasta veinte días lectivos y las escuelas tienen que decidir ahora cómo lo hacen: si todo de golpe, con parones más largos, estableciendo dos o tres días de clase a la semana, … En mi distrito creo que vamos a optar por avanzar contenidos un día sin otro. Esto es lo que viene siendo autonomía de centros, lo que a mi juicio es algo positivo: que cada cual se apañe según sus circunstancias. La controversia reside (al igual que pasó con la Ley Wert en España) en que con ello vienen aparejadas las evaluaciones externas y los rankings de centros por ende.

Vamos al lío y atraquemos en Cincinnati. Os podría soltar la chapa con sus edificios emblemáticos o con sus equipos deportivos más representativos (aquí una de las cosas que primero te recomiendan pa ver en una ciudad es el estadio de fútbol y el pabellón de baloncesto, algunos muy guapos, por cierto). También podría empezar con rollos de historia, como que la ciudad debe su nombre a un romano llamado Cincinato. De esto caí en la cuenta la semana pasada leyendo un artículo de Arainfo; que yo, en una de mis Alfredadas, daba por sentado que el nombre tenía que ver con su apodo The Queen City, que iría transformándose en Quincinty y de ahí a Cincinty y Cincinati … … Yo qué sé, no me lo tengáis en cuenta🤷‍♂️ [Aunque no lo parezca, el nombre de Cincinnati lo pensé antes de conocer al hijo de Estocolmo de La casa de papel. La tercera temporada la empecé cuando me puse en autocuarentena aquí y la cuarta, a la que por cierto le sobran la mitad de los capítulos, cayó por su propio peso] Arquitectura, deportes, etimología, … Os rallaría la cabeza con mil historras, pero me apetece más hablar de un par de barrios que hay a cada lado del Ohio, y que gozan de una fuerte impronta alemana: la Mainstrasse y Over the Rhine.

[[[Sorry, amigos alemanes: Ich hab versucht, diesen Text auf Deutsch zu schreiben… leider aber nicht möglich. Falls du Lust darauf hast, mir zu helfen, meld mich bitte!!!]]]

El título que se me ocurre pa definir estas zonas sería: HIPSTERS, BIRRAS Y LUCECICAS, pero como esto se está alargando más de la cuenta, os explico mejor mañana el porqué de este título. Mientras tanto, si os apetece, podéis ir ojeando un video que resume bastante bien el primero de estos dos barrios.

EDITADO: Ya está disponible el artículo elparte de Covington:

arriba